El método de la llamada “filosofía del análisis del lenguaje” nace en el siglo XX. Sus defensores consideran que la mayor parte de los problemas filosóficos se plantean porque las expresiones filosóficas son imprecisas y oscuras y dan lugar a confusiones. Por eso, la tarea de la filosofía será analizar el lenguaje y tratar de aclararlo. En general, estos filósofos no pretenden conocer la realidad (el ser), ni investigan las capacidades o facultades del conocimiento, como el racionalismo, el empirismo y Kant, sino que concentran su interés en el lenguaje.



-Juan R. Ch